Ejercicios para adelgazar en piscina

adelgazar-en-piscina

Entrenamientos en piscina se refieren a los métodos adicionales de la pérdida de peso. ¿Qué significa métodos adicionales? Eso quiere decir que no se puede perder 10-15 kilos o más sólo nadando en la piscina, pero quitar 2-5 kilos es totalmente posible.

Los ejercicios para adelgazar en piscina tienen muchas ventajas ante los simples entrenamientos. La ventaja principal es el funcionamiento activo de las articulaciones y columna vertebral. Así cumpliendo ejercicios para adelgazar en piscina se puede no sólo perder peso, sino también recuperar las funciones de estas partes del cuerpo. Además es casi imposible recibir alguna lesión en la piscina. Esto es muy importante para la gente obesa con problemas de articulaciones, músculos, etc. Aún cumplir los movimientos simple resulta más difícil en el agua que en el aire porque nuestro cuerpo siente resistencia mayor y el cuerpo tiene que gastar más energía.

Por eso se puede activar el metabolismo en los músculos con ayuda de los ejercicios para adelgazar muy simples. El ambiente acuático realiza el efecto de masaje en musculatura y órganos internos lo que influye de manera positiva en todo el organismo.

Para más éxito hace falta prestar mucha atención a la temperatura de agua. La cosa es que si es mucho menos de la temperatura corporal (por ejemplo 16-18 grados) entonces el organismo no podrá quemar la grasa porque la necesitará para defender los órganos internos del sobreenfriamento. La temperatura más apropiada para practicarse en la piscina es 24-30 grados. En tal ambiente el organismo gastará muchas acumulaciones de grasa.

Para la mayoría de la gente mejor conviene el programa de dos entrenamientos en una semana. Hay que recordar que la base de la pérdida de peso en la piscina es natación. Para mejorar el efecto de los entrenamientos hay que nadar a diferentes estilos ya que así se puede utilizar diferentes grupos de músculos.

Programa general de ejercicios para adelgazar en piscina

  1. Entramos en el agua hasta el pecho y respiramos activamente durante unos minutos. Tratamos de rellenar con el aire la parte inferior de los pulmones (hinchamos el vientre) y después la parte superior (subimos el tóraz).
  2. Hacemos las agitaciones con los brazos en diferentes direcciones. Los brazos siempre están bajo el agua.
  3. Apoyándonos con las manos en el borde hacemos agitaciones primeramente con una pierna, después con la otra.
  4. Nadamos lentamente durante 10-15 minutos.
  5. Después de nadar repetimos el ejercicio 1 durante 1-2 minutos.
  6. Repetimos los ejerciciospara brazos y piernas.
  7. Nadamos más rápidamente durante 15 minutos.Así combinando las respiraciones, ejercicios y natación debemos entrenarnos durante una hora. Durante la semana siguiente repetimos este programa pero con otro estilo de natación.

Así combinando las respiraciones, ejercicios y natación debemos entrenarnos durante una hora. Durante la semana siguiente repetimos este programa pero con otro estilo de natación.
Es muy importante recordar que la pérdida de peso es un proceso muy duradero por eso no hay que apresurarlo y hacer los entrenamientos demasiado intensivos.